Revolución rusa enseñó al mundo la construcción de una sociedad socialista



Prensa Mppdpsgg (Mariangely Carmona 30/10/2017).- La Revolución rusa llamada también Revolución de octubre fue un movimiento político, social y económico que surgió en el año 1917 durante en el imperio ruso. Este episodio por las transcendentales consecuencias que derivaron de él es considerado como uno de los más grandes acontecimientos de la época contemporánea.

Las consecuencias fue el derrumbe de la dinastía de los Zares herederos de los imperadores Romanos, lo que significó la abolición del sistema absolutista y despótico hasta entonces imperante. La Revolución trajo consigo como resultado un gobierno de corte comunista dirigido por Vladimir Lenin.

Las consecuencias que motivaron a la Revolución rusa fueron: Rusia estaba en guerra con Alemania, se trataba de la primera guerra mundial, entonces llamada la Gran Guerra. Las constantes derrotas que estaban sufriendo los ejércitos rusos en la guerra y en las numerosas baja llevaron al descredito a los romanos la última dinastía Zarista con Nicolás II a la cabeza. Años antes en 1905 tuvo lugar una primera Revolución tras la derrota rusa ante Japón en la guerra ruso-japonesa.

La segunda causa fue cuando, Rusia sufría una aguda crisis con escasez de alimentos para la población, era un país eminentemente rural y atrasado. La Organización Social de Rusia estaba basada en la más absoluta desigualdad distinguiéndose dos clases sociales bien marcadas; la Nobleza y el pueblo llano donde todos eran campesinos y no existía prácticamente clase media.

En tercer lugar se basó con la esposa del Zar Nicolás II la emperatriz Alejandra de origen Alemán tremendamente impopular, enemiga de cualquier reforma favorable al pueblo. Un año antes habían asesinado a Rasputín, médico asesor de la Emperatriz. Estas causas unidas a un invierno muy duro fueron el detonante que hicieron tambalear a la Revolución.

La historia relata que la culminación de la política zarista vino dada por el descontento de la población en general, producto del empleo de malas políticas por parte del Zar Nicolás II.

En este sentido, la frustración de la ciudadanía era evidente a inicios del siglo XX, debido a las constantes derrotas en las batallas con Alemania durante la Primera Guerra Mundial y por las políticas sociales y económicas de la monarquía zarista. Este descontento terminó por agrupar a las clases trabajadoras, obreras, militares y oligarcas disgustadas, lo que condujo a la caída del Zar Nicolás II, el 15 de marzo de 1917.

La caída del Zar vino seguida de un Gobierno provisional, al mando de Aleksandr Kérenski y un grupo de mencheviques, que no respondió a las expectativas comunitarias. El nuevo Gobierno optaba más por la continuación de un sistema en base a una administración diferente que por la reformación de las estructuras.

En vista de esto, los opositores al régimen consideraron que sus derechos y libertades estaban comprometidos, por lo que las nuevas políticas, tanto sociales como económicas del socialismo naciente, ayudarían a solucionar la gran mayoría de los problemas reinantes en la nación. Por lo que vino una nueva Revolución, en octubre de ese mismo año.

Todo el poder para los soviéticos

En este contexto, se desarrolla la VII Conferencia del Partido Bolchevique, cinco años después de celebrarse la última. Envueltos en un proceso de cambios y adopción de nuevas tendencias ideológicas y políticas, los bolcheviques, liderados por Vladímir Ilich Uliánov (Lenin), quien volvía de su exilio en Suiza, estaban esperanzados en un cambio de paradigmas que embarcara a la nación en un rumbo positivo.

De esta manera es así como la figura de Lenin, líder indiscutible del partido, promovió la consigna que se haría popular posteriormente en todo el territorio: "Todo el Poder para los Soviets".

Inicialmente, fue catalogada como la intención del Partido Bolchevique para que las clases revolucionarias pasen a ser las dueñas de la situación en el país, pero el significado va más allá y abarca el paso del poder al proletariado y al campesinado revolucionario, lo que implica más que un simple cambio de gobierno.

Para cumplir esta premisa, a juicio de Lenin, era necesario efectuar una depuración radical en todos los ministerios e instituciones oficiales y colocar en su lugar a obreros y campesinos fieles.

Con esas acciones Lenin planteó a las bases de sus esperanzas a futuro y lo que aspiraba para la joven nación, que experimentaría un cambio radical en años posteriores, pasando de una sociedad agraria atrasada y empobrecida a una de las grandes potencias industriales del siglo XX.

Ante el centenario de la Revolución Socialista de Octubre, tuvieron una participación importante los dos sectores principales del pueblo: los mencheviques (la clase burguesa, los profesionales y la monarquía moderada) y los bolcheviques (la clase media trabajadora, en su mayoría obrera), quienes, al mando de Lenin empezaban a formar un conjunto sólido, unidos por una idea y un objetivo común.

Es así como Venezuela se une a la gran celebración de los 100 años de la Revolución de Octubre o Revolución Bolchevique (1917), en homenaje a Vladimir Ilich Uliánov (Lenin), fundador de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

"Cien años de la Revolución Rusa se cumplen dentro de una semana. Vamos a celebrar en Venezuela por todo lo alto y por toda la línea los 100 años de la Revolución Bolchevique, de la Revolución Rusa en homenaje a Vladímir Ilich Uliánov, Lenin, el gran revolucionario del siglo XX Lenin", manifestó el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante la firma del contrato colectivo al sector salud, el pasado 13 de octubre.

Asimismo, el Jefe de Estado señaló que la meta es resaltar el "impacto histórico" de Lenin, líder del sector bolchevique del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia, por lo que manifestó: "Vamos a reivindicar sus ideas, su utopía, su obra y vamos a reivindicar el impacto histórico que cruzó en dos la historia de la humanidad de la Revolución Rusa, y todo el peso que tuvo la Unión Soviética", expresó.

"Sin lugar a dudas tenemos que refrescar la memoria de lo que fue la primera revolución obrera campesina de la historia, de la humanidad, la Revolución Rusa encabezada por Vladimir (...) y por Leon Trotski", añadió.

En cuanto a esto el Centro Nacional de Historia de Venezuela, durante este mes de octubre ha venido dictando Ciclo de Conferencias denominado "Tomar el cielo por asalto" a propósito de los 100 años de la Revolución Bolchevique?; acontecimiento que marcó la historia de la humanidad y pautó las luchas de los pueblos por construir una sociedad socialista.

Al respecto, la Constituyente María León destacó que el próximo 7 de noviembre se cumplen 100 años del triunfo de la Revolución Rusa dirigida por Lenin, que se convirtió en la esperanza de muchos revolucionarios de todo el mundo y ofreció un camino de desarrollo alternativo muy distinto al del capitalismo liberal.

"Celebraremos el 7 de noviembre el primer triunfo de la clase obrera cuando trabajadores y trabajadoras tomaron el poder y no están dispuesto a entregarlo jamás; la humanidad avanza hacia el socialismo, vivimos en la etapa de transición del capitalismo al socialismo. Recuerden que hay solo 1% en el mundo enriquecido y el resto de la humanidad somos trabajadores y trabajadoras y por tanto estamos de fiesta", expresó León.

La Constituyente, aseveró que las masas venezolanas, campesinos, obreros, amas de casa e intelectuales todos los que no son explotadores no han entendido que el poder es del pueblo y se lo ha otorgado Hugo Chávez.

"Tenemos que entender que este, es el paso fundamental para que esta revolución siga siendo como lo fue las revoluciones rusa y cubana para todo el mundo y en especial para nuestra América", agregó.

Entre tanto, el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, afirmó: "la Revolución rusa es fuente de inspiración para los revolucionarios de todos los tiempos, en el caso de la Bolivariana, nació de las entrañas mismas de la venezolanidad".

"El pueblo venezolano es capaz de entender las complejidades del tiempo de aquella revolución independentista, saber las vicisitudes, contradicciones, que en el curso de la revolución se vienen representando y hoy nosotros a pesar de haber sido fusilados por la propia revolución, reivindicamos la memoria de Manuel Piar como uno de nuestros próceres de la independencia", manifestó.

En esta conferencia tuvo acto de presencia el ministro del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo, Néstor Ovalles, destacó los aspectos importantes durante esta parte de la historia revolucionaria mundial, recalcando que el mismo tiene la necesidad mediante el estudio tener presente "que forma parte de la vigencia de la lucha de la clase obrera y de los pueblos".

Asimismo, subrayó que durante esta época hubo diferentes condiciones que formaron lo que posteriormente sería una explosión revolucionaria, "Esa morfología de agresiones padece la Revolución Bolivariana, agresiones financieras, diplomáticas, políticas, culturales y mediáticas, siendo parte de la morfología pentagonal de la guerra a la que fue sometida la Revolución Rusa, es la que hoy aplican a la Revolución Bolivariana".

Con el objetivo de rendir homenaje a los campesinos y obreros de la Revolución rusa, la Comisión Presidencial para la Conmemoración del Centenario de la Revolución Bolchevique, realizó una rueda de prensa presidida por el profesor Pedro Calzadilla, en la cual anunció las actividades programadas para la celebración de los 100 años de la Revolución de Octubre, donde este próximo 7 de noviembre se realizará en Caracas una gran marcha de trabajadores, campesinos y sectores sociales, como parte de la celebración en Venezuela en memoria de los 100 años de la Revolución rusa.

Fotos: Referencial

Sitio WEB desarrollado por la:
Oficina de Tecnologías de la Información y la Comunicación del
Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno
- Copyright 2017 -